En contraste con la banca tradicional, David Montanyà destaca la agilidad de los ‘neobancos’, por eso ha creado bnc10, el primero fundado en Barcelona.

Texto de Marta Burgués

De Barcelona al mundo. Con esta filosofía nace bnc10, el primer banco digital o neobanco de Barcelona fundado por Jordi Domínguez, William McCahey y David Montanyà. “Hace un par de años detectamos en Europa un crecimiento de los neobancos, como N26 (alemán) o Revolut (británico), que ya tienen presencia en nuestro país y ponían el foco en Catalunya para expandirse”, explica David Montanyà. Viendo esta rapidez de crecimiento de las fintech y con el fin de atender a clientes descontentos de la banca tradicional, trabajan la customer experience en una plataforma de servicios financieros 100% mobile.

“La banca tradicional se ha ocupado poco de los usuarios jóvenes. Es más complicado que los millenials y nativos digitales vayan a un banco que al dentista, pues es cosa del pasado”, afirma Montanyà. “Buscan sencillez, rapidez, claridad y frescura en la gestión de su dinero”. Destaca que los usuarios queremos visualizar nuestros gastos de forma clara y limpia en dispositivos portátiles, contratar seguros a golpe de pulgar, pagar con el smartphone… “El recorrido de las fintech, y de todo lo que tenga que ver con los pagos, es prácticamente inabarcable”.

A pesar de que la banca tradicional está avanzando con los servicios fintech, David Montanyà cree que no pueden competir con las startups, por una cuestión de “agilidad”. Pero apunta que lo que debe estar preocupando a los bancos son las grandes compañías tecnológicas, las denominadas GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple), que obtienen licencias bancarias y podrán operar en el sector. “Nosotros, en cambio, cubrimos un nicho de personas de las que no se preocupaban”.

El cofunder y responsable de internacionalización de bcn10 posee una larga experiencia como emprendedor. En 1990 participó en la fundación de BGB (Barcelona Guide Bureau), una central de reservas de guías e intérpretes de turismo, tutelados por Barcelona Activa. “Luego tuve la suerte de participar en el COOB´92 en la organización de los Juegos Olímpicos de Barcelona, un reto impagable en aquella época que me proporcionó un importante bagaje”. Mucho ha llovido desde entonces, pero tiene claro que el sector fintech, “si bien es algo nuevo en España, y el país no está en posiciones delanteras, está en crecimiento y ha venido para quedarse”.

Sin permanencia ni comisiones

El objetivo de los neobancos es ayudar a los usuarios a controlar su dinero de forma fácil y amena, y poder realizar todo tipo de operaciones financieras tradicionales que hasta ahora se hacían en bancos tradicionales. ¿Pero cómo funcionan, todo son ventajas? David Montanyà explica que a, través de una aplicación móvil, puedes realizar ingresos, pagos sociales, cambios de divisas… En bnc10 te das de alta en menos de 10 minutos, te asignan un IBAN europeo, y dispones de una cuenta y una tarjeta de débito que utilizar de forma gratuita con la que realizar transferencias sin coste. “El neobanco también garantiza la protección al 100% del dinero de sus clientes, notificando cualquier movimiento sospechoso”.

Todo ello sin permanencia, mantenimiento ni comisiones de ningún tipo. Entonces, muchos se preguntan ¿de qué viven los neobancos? David responde que se nutren de un 80% de freemium y un 20% de premium. “Otros usuarios poseen una tarjeta con beneficios exclusivos, y además tenemos acuerdos con empresas de servicios insurtech creando un modelo de marketplace en un futuro”. Bnc10 evoluciona y, en breve, ofrecerá soluciones de gestión de divisas y pagos internacionales, intermediando con los bancos en el proceso de acceso al mercado de divisas, para ahorrar costes y tiempo de gestión de operaciones.

Expansión internacional

Los neobancos no conocen fronteras. El pasado año, bnc10 levantó una primera ronda de financiación y a partir de septiembre avanzarán con una venture capital para seguir con nueva financiación a nivel internacional. Todo ello les da la posibilidad de expandirse. “Cualquier usuario de zona de pagos europea puede descargar la aplicación y utilizar nuestros servicios”. En su primera fase internacional quieren cubrir el arco mediterráneo, “donde no está tan presente la competencia y los bancos digitales son totalmente desconocidos”, apunta Montanyà. Desde Barcelona actúan globalmente. “Nacimos y operamos desde Barcelona porque creemos que es el lugar ideal para emprender una iniciativa de este tipo. El ecosistema actual está captando mucho talento e inversión nacional e internacional, algo que hace años no era posible”. David opina que, Barcelona, aún sin ser capital, va por buen camino y empieza a equipararse al nivel emprendedor de Londres o Berlín.