Para empresas que no tienen ni el tamaño ni la estructura necesaria para cotizar en la Bolsa oficial, pero con proyectos de expansión que requieren financiación.

Autor: Ramón Alfonso, Profesor del Departamento de Empresa y Economía de la Universitat Abat Oliba CEU

El MAB (Mercado Alternativo Bursátil) es un mercado de acciones organizado y gestionado por las bolsas españolas que, por sus características de regulación y operativa, está orientado a empresas de reducida capitalización que buscan aprovechar las ventajas que ofrece cotizar en un mercado de valores para apoyar sus proyectos de expansión y desarrollo. El MAB, creado en 2006, buscaba facilitar a las empresas un acceso sencillo y eficiente al mercado de valores, permitiendo el acceso a otra fuente de financiación y liquidez a través del mercado bursátil, a la vez que obtenían visibilidad entre los inversores. La regulación, costes y procesos se diseñaron y adaptaron a las características de estas pequeñas empresas.

El acceso al mercado de capitales es una decisión empresarial estratégica que abre a la compañía la oportunidad de una financiación continuada. El acceso a un mercado regulado como el MAB garantiza la disciplina de información y transparencia. El Mercado Alternativo Bursátil dispone de un sistema de negociación operado por las bolsas (SMN, Sistema Multilateral Negociación), siendo promovido por BME y supervisado por la CNMV. El MAB está destinado a inversores institucionales y particulares, a la vez que proporciona financiación, visibilidad, liquidez y valoración.

El Mercado Alternativo Bursátil es para compañías en expansión. Va dirigido a empresas que no tienen ni el tamaño ni la estructura necesaria para cotizar en el Mercado Continuo de la Bolsa oficial de valores, pero que tienen proyectos de expansión que requieren financiación. La creación de este tipo de mercados no es una idea original española. El AIM (Alternative Investment Market) británico existe desde hace 25 años y ha facilitado financiación a más de 3.000 pymes por un importe superior a 24.000 millones de libras. En Europa continental, Alternext ha financiado a 184 compañías en sus 15 años de vida. El MAB, de creación más reciente, ha facilitado financiación a una cincuentena de empresas en un periodo de difícil acceso a otras fuentes de financiación.

Requisitos de admisión

Los requisitos para cotizar en cualquiera de los mercados alternativos del mundo en cuanto a información contable, gobierno corporativo, control y supervisión son menos estrictos que los exigidos en los primeros mercados de las Bolsas oficiales. Pero ni los requisitos, ni el control ejercido por el MAB son inferiores a los existentes en el AIM o en Alternext.

Los principales requisitos de admisión y registro exigibles a la empresa para acceder al MAB es que disponga de un free float al menos equivalente a 2 millones de euros, sin definirse el número mínimo de accionistas; disponer de cuentas auditadas en los últimos tres ejercicios, documento informativo presentado al MAB, y no se requiere haber obtenido beneficios; disponer de un asesor registrado y designar un proveedor de liquidez.

Como comparación, los requisitos de admisión y registro exigibles a la empresa para acceder al Mercado Continuo son más exigentes: free float al menos del 25% del capital suscrito, un mínimo de 100 accionistas, cuentas auditadas en los últimos tres años, folleto registrado ante la CNMV, haber obtenido beneficios en los dos últimos años o en tres no consecutivos de los últimos cinco años.

Las empresas cotizadas en el MAB deben comunicar al mercado información periódica con carácter semestral y anual. La información semestral es un informe financiero equivalente a unos estados financieros intermedios de la entidad con una revisión limitada de su auditor, y con una referencia a los hechos importantes acaecidos durante el semestre, dentro de los cuatro meses siguientes al final del primer semestre de cada ejercicio. La información anual contiene las cuentas anuales auditadas dentro de los cuatro meses siguientes al cierre contable del ejercicio, así como el correspondiente Informe de Gestión.

Además de las informaciones periódicas, las empresas cotizadas en el MAB tienen la obligación de comunicar las informaciones relevantes y otras de interés para los inversores, como operaciones realizadas por administradores y directivos y cambios en participaciones significativas.

Los valores del MAB se negocian a través de la plataforma tecnológica de contratación de la Bolsa española, el SIBE. Dependiendo de su tamaño y volumen de contratación, los valores pueden negociarse en el mercado continuo (pueden contratarse en cualquier momento de la sesión) o bien en el sistema denominado fixing (los valores permanecen durante toda la sesión en subasta, existiendo dos períodos de cierre de operaciones, uno por la mañana (12,00 h) y otro por la tarde (16,00h).

Empresas en expansión

Actualmente en el Mercado Alternativo Bursátil cotizan diversos segmentos de sociedades:

Empresas de baja capitalización y en expansión.

Sicav (Sociedades de Inversión de Capital Variable).

Socimi (Sociedades de Inversión en el Mercado Inmobiliario).

ECR (Entidades de Capital Riesgo).

SIL (Sociedades de Inversión Libre).

El segmento de empresas en expansión del MAB ha mantenido un crecimiento en el número de empresas cotizadas en el transcurso de los años. Desde las 22 compañías cotizadas en 2012 hasta las 42 empresas cotizadas en 2017.

En la actualidad, en el segmento de empresas en expansión del MAB cotizan 42 sociedades con una capitalización en torno a 1.275 millones euros. Las primeras 10 posiciones equivalen a un 54,8% de la capitalización de las empresas en expansión. Algunas de las empresas han optado por el sistema de contratación en el continuo mientras que otras han seleccionado el tipo de contratación por fixing. Los sectores son diversos y las rentabilidades obtenidas en el año en curso hasta mediados de septiembre de 2018 son realmente diversas.

La distribución de sectores en el segmento de empresas en expansión concentra un 72% en cuatro sectores: productos farmacéuticos y biotecnología (22,2%), electrónica y software (20,6%), ingeniería y otros (16,0%) y energías renovables (13,7%).

Uno de los mayores casos de éxito del MAB ha sido el de MásMóvil, que empezó en el MAB con una capitalización bursátil de 15,8 millones de euros y actualmente cotiza en el Mercado Continuo con una capitalización de más de 1.900 millones de euros. Varias empresas cotizadas en el MAB han doblado o triplicado el valor de salida. Pero también han existido escándalos como el de Gowex, la empresa que estafó a los inversores y que terminó cayendo en el verano de 2014. Desde entonces han mejorado las cosas. La exigencia de transparencia se ha hecho mucho más intensa para las compañías, para los asesores registrados y para los intermediarios.

Dadas las características de las empresas que cotizan en el MAB, existe un alto riesgo de suspensión de un valor cotizado. Durante el ejercicio 2017 cinco empresas fueron suspendidas.

En el resto de los segmentos del MAB cotizan:

59 Socimis con una capitalización cercana a 8.000 millones euros (ver tabla con las diez socimis de mayor capitalización).

2.746 Sicavs (por ejemplo, Quantica XXII Sicav, Privaclar Sicav, AZValor Value Selection Sicav, Lierde Sicav, Lluc Valor Sicav, Torrenova de Inversiones Sicav o CAT Patrimonis Sicav).

Una ECR (BBVA Capital Privado F.C.R.) con unos 300 millones de capitalización.

13 SIL (como, por ejemplo, Arín Inversiones Financieras SIL, Belona Inversiones Financieras SIL o Equilibria Investments SIL).

Evolución del MAB

Como ya hemos comentado, el Mercado Alternativo Bursátil fue creado con el objetivo de dar oportunidad a las pequeñas empresas y negocios en expansión para que accediesen a nuevos inversores a través de la bolsa. Al actuar a través de un mercado organizado se buscaba generar confianza, reduciendo los costes económicos de acceso al mercado continuo. Por el hecho de cotizar en bolsa, se ofrecía a los inversores la transmisión de mayor transparencia en la información facilitada por las empresas a los inversores y una mayor credibilidad para los accionistas.

El Mercado Alternativo Bursátil vivió un momento de fuerte atracción en sus inicios, en 2006, hasta la crisis bursátil de 2008. En esos años iniciales, el excelente comportamiento en las cotizaciones en los pequeños valores que cotizaban en el MAB atrajo la atención de muchos inversores.

El colapso de las bolsas mundiales de septiembre de 2008 arrastró también a las empresas cotizadas en el MAB. Desde 2009 podemos afirmar que el MAB entró en una fase discreta y perdió el atractivo anterior. La mayor flexibilidad en los requisitos de información y regulatorios en las empresas cotizadas en el MAB dejaron algunas experiencias desagradables que perjudicaron la visibilidad de ese mercado, como en 2014 con Gowex. Para muchos inversores y profesionales, llegó el momento de mirarse las pequeñas empresas del MAB con cautela. Para corregir y mejorar la visibilidad del MAB se implementaron regulaciones más exigentes y otras medidas destinadas a mejorar la transparencia.

En el caso de las empresas en expansión, el MAB se ve limitado por la baja liquidez del mercado, que debe echar mano de los proveedores de liquidez para encontrar contrapartida. Ello da una percepción de mercado de baja liquidez, falta de trasparencia e incrementa el riesgo de que los inversores se vean atrapados sin capacidad para deshacer sus posiciones. Esa misma baja liquidez de contratación dificulta la visibilidad de cotizaciones de las empresas en expansión.

En el caso de Sicavs y SIL ese problema de precios y liquidez no constituye ningún handicap por la propia naturaleza operativa de estas que cruzan sus operaciones a cierre de sesión con el valor liquidativo del día.

Ibex MAB All Share e Ibex MAB 15

El BME amplió la serie de índices IBEX con la creación de dos nuevos índices representativos del segmento de empresas en expansión del Mercado Alternativo Bursátil el 1 de junio de 2017. El índice IBEX MAB All Share se compone de aquellos valores que cotizan en el segmento de empresas en expansión del MAB. Su objetivo es proporcionar visibilidad a las compañías del Mercado Alternativo Bursátil y medir su evolución en el mercado. No tiene, por tanto, un número concreto de componentes. El índice IBEX MAB 15 está diseñado para medir el comportamiento de las quince compañías con mayor volumen de contratación en el MAB. Se trata de un índice selectivo, que es posible replicar y negociar por comparación al índice IBEX MAB All Share.

Ambos índices están compuestos por una cesta de acciones, ponderadas según criterios de capitalización. El índice MAB All Shares aglutina todas las compañías del mercado, sin excepción. En el caso específico del Ibex MAB 15, los criterios de selección están basados en la liquidez de los títulos de cada empresa y su porcentaje de capital cautivo, y se revisan regularmente.

Aunque los 15 valores del IBEX MAB 15 son los más negociados del MAB, lo hacen en volúmenes relativamente bajos. La compra o venta de un paquete de acciones influye directamente en el precio. De este modo, las cotizaciones que se negocien en el parqué no serán al mismo precio que lo hacen en el índice.

En conclusión, los expertos creen que es más adecuado para inversores cualificados (grandes patrimonios, family offices, fondos de inversión y pensiones, sicavs y entidades financieras) o minoristas, pero sólo si saben muy bien el riesgo que asumen. El horizonte temporal para invertir en este tipo de empresas no debe ser inferior a dos o tres años. El MAB es adecuado para el inversor que pretende una rentabilidad similar al capital riesgo y está dispuesto a asumir riesgo de liquidez.