La Diputación de Barcelona lidera la reactivación económica de la provincia

La Diputación moviliza 30 millones de euros en un Plan para reactivar el desarrollo económico local, que refuerza el empleo y el tejido empresarial de los pueblos y ciudades de Barcelona.

La crisis de la Covid-19 nos ha dejado un mundo nuevo, ahora en pleno proceso de reactivación. Hay que reinventarse, ampliar competencias y repensar los modelos de negocio. La Diputación, consciente del valioso papel de los ayuntamientos en este contexto, pone a disposición de los municipios 30 millones de euros a través de planes de refuerzo y apoyo a las estructuras económicas locales y, especialmente, de nuevos programas y políticas públicas que sentarán las bases para situar de nuevo la economía en el camino del crecimiento, la sostenibilidad y el bienestar social. Para que nadie, ningún trabajador ni ninguna empresa, quede atrás.

La triple T: trabajo, talento y tecnología

El uso intensivo de la tecnología ha sido una necesidad ante la coronacrisis, tanto por parte de las personas, como de los negocios y las instituciones. Por este motivo, la Diputación de Barcelona promueve una nueva política pública dotada con 10 millones de euros donde la tecnología es el motor transformador y la herramienta multiplicadora de oportunidades de progreso económico y social en los municipios de la provincia.

El programa ambiciona, en primer lugar, detectar las necesidades reales que tienen las personas y las empresas de cada territorio relacionadas con la tecnología, hacer partícipe al tejido socioeconómico y fomentar la colaboración público-privada y publico-pública.

En segundo lugar, se persigue disminuir la brecha tecnológica de las personas, mejorar su empleabilidad y facilitar su inserción laboral. Así, el programa incluye formación profesionalizadora de base tecnológica a medida de las necesidades empresariales detectadas. El resultado es doble: desarrollar las competencias digitales de los participantes y aumentar las oportunidades de acceder a trabajos más cualificados y mejor remunerados.

Finalmente, el programa pretende impulsar la competitividad de las empresas minimizando el impacto de la crisis y acompañándolas en el proceso de digitalización y (re)definición de sus modelos de negocio.

Por tanto, el TTT se convierte en una política proactiva en todos los municipios de la provincia que impulsa un modelo de crecimiento sostenible, competitivo y que minimiza las desigualdades sociales.

Empleo estable y de calidad

Atendiendo una de las principales reivindicaciones de los ayuntamientos de la provincia, en este Plan de reactivación económica la Diputación destina buena parte de los recursos a los Planes Locales de Empleo. Así, son 12 millones de euros los que dedica a reforzar e impulsar estos planes, esenciales en el fomento de la contratación estable, la formación y la capacitación profesional; y que la Diputación de Barcelona impulsa desde el 2014. Los Planes Locales de Empleo se dirigen preferentemente a personas en situación de desempleo y/o vulnerabilidad con un doble objetivo: proporcionarles unos ingresos económicos mientras mejoran su currículum profesional.

Dado el incremento del paro, es capital actuar de forma inmediata y los Planes Locales de Empleo se convierten en instrumentos contundentes para paliar el efecto más directo de la crisis: la destrucción de empleo. Las tres modalidades de apoyo, que son combinables entre ellas, son: la contratación directa de personas por parte de las administraciones públicas locales, las subvenciones a la contratación en empresas privadas y el desarrollo de actividades formativas.

Estructuras municipales fuertes

Uno de los pilares del Plan de reactivación de la Diputación se centra en que las personas y las empresas más afectadas por la pandemia tengan, en su municipio, la mejor atención posible para sus necesidades.

Por este motivo, la Diputación de Barcelona destina 5 millones de euros a reforzar las estructuras de promoción económica y empleo locales, entendiendo estos servicios como esenciales para la recuperación económica.

Los Servicios Locales de Empleo, primordiales a la hora de gestionar las ofertas de trabajo de las residencias y centros de mayores en los momentos de emergencia sanitaria y ante el incremento del paro, han aumentado sus usuarios exponencialmente. Con el refuerzo económico de la Diputación de Barcelona, estos dispositivos podrán aumentar su plantilla un 55%, beneficiando a 50.000 usuarios potenciales y ofreciendo sus servicios al 60% de la gente en paro. Los Servicios Locales de Empleo cubren actualmente el 85% del territorio, trabajando en red para ofrecer trabajos dignos a las personas y los mejores profesionales en las empresas. El año pasado más de 35.000 personas encontraron trabajo gracias a estos servicios.

El Plan también prevé que las Oficinas Técnicas Laborales incrementen su personal un 40%, dado el incremento de las personas afectadas por angustia y depresión, beneficiando a unas 800 personas usuarias. A día de hoy hay 18 Oficinas Técnicas Laborales en la provincia, que velan para que las personas con un trastorno de salud mental encuentren un trabajo digno.

En cuanto a las empresas, este paquete de medidas también prevé ayudas a los Centros Locales de Servicios a las Empresas, para que puedan aumentar en un 40% su capacidad de respuesta a los nuevos usuarios, beneficiando a 30.000 personas emprendedoras y 15.000 empresas. El objetivo es, en este sentido, triple: que las empresas puedan parar el golpe, repensar los modelos de negocio y atender a un nuevo perfil de personas emprendedoras. Los Centros Locales de Servicios a las Empresas cubren actualmente el 98% del territorio, acompañando a las personas emprendedoras y empresarias en la gestación, creación, puesta en marcha y consolidación de actividades económicas. El año pasado atendieron a cerca de 75.000 personas emprendedoras y a 36.000 empresas.

También podrán ampliar alrededor de un 15% la plantilla los Observatorios de Desarrollo Económico, que recopilan, organizan, generan y difunden información territorial de interés para la toma de decisiones.

Mercados digitalizados, mercados en línea

Con el objetivo de favorecer el negocio de los mercados municipales pero, también, de mejorar los equipamientos públicos, la Diputación destina 1 millón de euros al programa Mercados en línea. El plan da apoyo económico a la sesentena de ayuntamientos que disponen de mercado municipal en la provincia de Barcelona, 93 en total, para la contratación de una plataforma tecnológica de venta on-line. Y es que, durante el estado de alarma provocado por la Covid-19, el ticket de compra en los mercados aumentó un 18% gracias, en parte, a las experiencias de los paradistas que han explotado la venta on-line.

Aprender del presente para repensar el futuro

El Plan para la reactivación económica de los municipios de Barcelona forma parte del Plan de Choque de la Diputación para paliar los efectos de la crisis económica y social provocada por la Covid-19. También se fija, sin embargo, en los nuevos escenarios, planificados o no, a los que nos aboca la nueva normalidad. Es en este sentido que prevé apoyo económico, por ejemplo, a varias pruebas piloto de las APEU (Áreas de Promoción Económica Urbana).