Cataluña Económica

Edit

¿Cultivo ecológico o convencional?

Responden los expertos: en términos de salud, lo importante es una dieta equilibrada, si bien lo ecológico tiene a su favor un mayor respeto al medioambiente.

La alimentación ecológica está cada vez más de moda y es un mercado que no para de crecer. Según el último Barómetro de Percepción y Consumo de los Alimentos Ecológicos publicado por el Departament d’Agricultura de la Generalitat en 2020, más del 60% de la población catalana admite que consume productos ecológicos. Y de hecho, España es el primer país productor de agricultura ecológica de toda Europa.

¿Pero es mejor la alimentación ecológica que la convencional? Ante un debate que no es nuevo ni de fácil respuesta, los expertos coinciden en que, en términos de salud, lo que de verdad importa es llevar una dieta equilibrada, si bien el cultivo ecológico tiene a su favor un mayor respeto al medioambiente.

Para Francesc Xavier Sans, catedrático de Botánica y director del Máster de Agricultura Ecológica de la UB, la “transición agroecológica” (“que no será fácil”) comporta un cambio de hábitos en el consumidor, pero es una apuesta de futuro para salvar el planeta, “una transición necesaria para frenar la degradación del medio y el calentamiento global”.

España, que es el primer productor europeo de agricultura ecológica, está a la cola en el consumo de estos productos.

Mientras que el investigador y catedrático de Biotecnología de la Universitat Politècnica de Valencia, Josep Miquel Mulet, más escéptico, cree que la ecología “es una opción de cultivo respetable pero no es sostenible”. En su opinión, “la auténtica sostenibilidad es garantizar la alimentación básica a los más de 7,5 millones de habitantes que hay en la Tierra”.

Por su parte, el barómetro de la Generalitat revela que la mayoría de la población piensa que el consumo de productos procedentes de agricultura ecológica es bueno para la salud, aunque cada vez hay más personas que manifiestan hacerlo sobre todo por conciencia medioambiental.

Hábitos de consumo

El estudio también destaca un dato significativo: que estamos a la cola de Europa en consumo de productos ecológicos; en Catalunya, solo un 8% reconoce consumirlos a diario. En este punto, los expertos Josep Miquel Mulet y Francesc Xavier Sans coinciden al encontrar una explicación: el precio. Los productos de origen ecológico suelen ser considerablemente más caros que el resto. Por eso, los países que consumen más alimentos de origen ecológico son los países más ricos: Suiza, Suecia, Noruega, Alemania y Dinamarca, por ejemplo.

Del conjunto del Estado, Catalunya es la primera comunidad en consumo ecológico y los productos más solicitados son, por este orden: la verdura y las legumbres (77%), los huevos (72%), la fruta (70%), la leche y los derivados lácteos (59%), la carne (50%), el pan, los cereales y la pasta (48%) y el aceite (32%).

En cuanto a los hábitos de compra, el barómetro de la Generalitat revela que cada vez hay más consumidores que adquieren los productos ecológicos en supermercados, que han ampliado considerablemente su oferta y hoy día igualan como proveedores las tiendas de comercio especializado.

De todo ello se habló en el Campus de la Alimentación de Torribera (UB) en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) que acogió la mesa redonda sobre “Cultivo ecológico o convencional: ventajas y contradicciones”, en el marco del VII Ciclo de Conferencias sobre Alimentación, Salud y Consumo Responsable organizado por la Unió de Consumidors de Catalunya (UCC), con la colaboración de la Diputació de Barcelona, l’Agència Catalana de Consum y Mercadona.

En el acto –que contó con la asistencia de unas 80 personas, entre alumnos y profesores– también se trataron otros temas derivados del debate central; cuestiones tan importantes como la economía circular, el derroche alimentario y la necesidad de acabar con el hambre en el planeta.

Comparte este artículo