Cataluña Económica

Edit

JORDI LAINZ: “Barcelona era la sede ideal para Wallbox”

Jordi Lainz es el Chief Financial Officer (CFO) de Wallbox, la empresa de carga de vehículos eléctricos que ya es considerada empresa unicornio. Es responsable de la estrategia financiera de la compañía, que comprende desde la planificación financiera y la gestión de riesgos, hasta el cierre de rondas de financiación y la relación con inversores. Con él charlamos sobre las expectativas de crecimiento de esta empresa que tiene como objetivo democratizar la movilidad eléctrica desde Barcelona.

¿Qué se siente al ser unicornio en solo 6 años y ser la tercera empresa española que lo consigue tras Glovo y Cabify?

Estamos muy contentos y orgullosos de ser unicornio. Es, sin duda, el resultado de mucho trabajo duro y dedicación de todo el equipo. Pero no queremos parar aquí, vamos a seguir trabajando para seguir creciendo y ayudar a promover una gestión energética más eficiente y sostenible.

Mirando atrás, ¿cómo surgió la idea de negocio y de emprender en Barcelona?

Barcelona era la sede ideal para Wallbox, una ciudad con una fuerte vocación internacional y espíritu innovador. Europa es, junto con China, la economía más avanzada en materia de vehículos eléctricos y la región de Barcelona, en particular, uno de los centros más importantes del sector de la automoción en España y el sur de Europa. Así que tenía mucho sentido que eligiéramos Barcelona como sede. También tenemos una oficina en Mountain View, cerca de Silicon Valley, que sirve de inspiración para todas las empresas del sector, y acabamos de abrir una fábrica en Arlington, Texas.

¿Hasta qué punto fue una apuesta arriesgada?

Al principio, en 2015, tuvimos que empezar con inversiones de amigos y familiares que creyeron en nuestra visión. Creamos el prototipo de nuestro primer cargador y se lo expusimos a las principales compañías eléctricas y de distribución de cargadores hasta que empezaron a llegar los pedidos. Desde 2019, hemos completado hasta seis operaciones para conseguir liquidez y continuar con nuestros planes de inversión. En junio de 2019, anunciamos una ronda de financiación de 15 millones de euros liderada por Iberdrola. En diciembre de ese mismo año, entramos en el fondo de capital riesgo, Seaya Ventures, con una inversión de 2 millones de euros. En 2020 cerramos la segunda ronda de financiación, acumulando 23 millones de euros, esta vez liderada por esta última, con una inversión adicional de Endeavor Catalyst y de inversores ya existentes, como Iberdrola. Por último, en febrero de 2021 cerramos una nueva ronda por valor de 33 millones de euros. El apoyo de estos grandes inversores nos ha permitido expandirnos, convirtiendo a Wallbox en una empresa global que actualmente vende sus soluciones en más de 60 países de los 5 continentes. Sin embargo, conseguir esas primeras inversiones fue, sin duda, un reto para el equipo de Wallbox.

Ahora cotizaréis en la bolsa de Nueva York mediante una SPAC [nueva fórmula de moda para salir a bolsa] en el tercer trimestre de 2021 gracias a un acuerdo de combinación de negocio con Kensington Capital Acquisition, y vuestra valoración ha subido hasta los 1.200 millones de euros. ¿Cómo ha sido la experiencia?

La combinación de negocios con Kensington nos dará mayor capacidad de crecimiento al permitirnos dar un salto cualitativo en el mercado global. Nuestra salida a bolsa en Nueva York marca un paso importante en la evolución global de Wallbox debido a la gran innovación e inversión que se está produciendo en países como Estados Unidos para la adopción masiva de vehículos eléctricos. Uno de los objetivos de Wallbox es democratizar el acceso a los vehículos eléctricos haciendo que la carga de los mismos sea sencilla y fácil. La Sociedad de Adquisición con Fines Especiales (SPAC) busca la consecución de este objetivo a través de la inversión. La SPAC suele contar con un equipo ejecutivo de gran prestigio y experiencia, como Kensington Capital Acquisition Corp. II (KCAC), por lo que son capaces de recaudar dinero de grandes inversores institucionales que toman una empresa privada bajo su protección en un plazo de unos 24 meses. Esta vía de financiación ofrece a los inversores la oportunidad de invertir en una empresa en una fase mucho más temprana de lo que podrían hacerlo de otro modo. Así, si alguien cree en nuestra visión y le gusta lo que hacemos, puede invertir fácilmente.

Ha sido la primera operación española de esta envergadura en EEUU. ¿Creéis que servirá para que otros sigan vuestro ejemplo?

Consideramos que una SPAC era la mejor manera para que Wallbox creciera. En España aún no tenemos legislación sobre este tipo de operaciones. El Gobierno lanzó en mayo un proyecto de ley para reformar la legislación y facilitar la colocación de SPACs en la bolsa española, pero los expertos aún lo están debatiendo. Por eso, para asegurar el éxito de la operación, hemos querido confiar en los mejores y hemos recurrido a una SPAC como Kensington, con experiencia con otras SPAC como la de Quantumscape, con más de 300 años en el mercado del automóvil.

Los ingresos del primer semestre aumentaron más de un 300% con respecto al primer semestre de 2020 y superaron en un 15% las expectativas previstas en el presupuesto de la compañía… Acabáis de abrir una fábrica en Arlington, Texas; habéis duplicado vuestra plantilla… y todo eso en plena pandemia. ¿Cuáles son vuestras expectativas de crecimiento? 

La superación de nuestro presupuesto en la primera mitad del año, junto con varias iniciativas recientemente anunciadas y en curso, nos sitúan en una buena posición para alcanzar nuestro objetivo de ingresos para todo el año 2021. En el segundo semestre del año esperamos que las ventas en EEUU continúen creciendo gracias, entre otras cosas, al reciente lanzamiento de nuestra nueva generación de Pulsar Plus de 48 amperios y a nuestra alianza estratégica con SunPower. En Europa esperamos que Quasar, el primer cargador bidireccional del mundo para el hogar, nos proporcione un mayor impulso a medida que seguimos desplegando esta tecnología en otros países del continente. Además, cuando empecemos a comercializar Supernova a finales de 2021, esperamos entrar en la carga pública a través del hardware. Se trata del cargador rápido para la calle más económico y fiable que existe a día de hoy en el mercado, del que Iberdrola ya ha adquirido 1.000 unidades.

El apoyo de grandes inversores nos ha permitido convertir a Wallbox en una empresa global que actualmente vende en los 5 continentes

Una de las mayores preocupaciones de los usuarios a la hora de enfrentarse a la compra de un vehículo eléctrico es el tiempo de carga. ¿Supernova llega para ser parte de la solución?

Sí, Supernova ofrecerá la mejor experiencia de carga del segmento, con hasta 65kW de potencia, suficiente para recargar 100 km de autonomía en menos de 15 minutos. Aplica la misma tecnología patentada de nuestro superventas Quasar, pero es más fiable y eficiente que este y más ligero que otros cargadores públicos.

¿Cuál es vuestro valor diferencial respecto de otros proveedores de cargadores?

Desde su creación, Wallbox se ha esforzado por liderar el cambio de paradigma en el uso de los cargadores eléctricos para democratizar y ampliar la electromovilidad. Queremos cambiar la manera en que los consumidores gestionan su energía dándoles un mayor control sobre ella. Y hemos decidido apostar por soluciones privadas, semipúblicas y públicas con el objetivo de implementar nuestra visión en cualquier lugar, ya sea en los hogares o en las calles, ofreciendo a los consumidores soluciones cómodas y sencillas para cargar sus vehículos eléctricos. Nuestros productos son de una gran calidad, cuentan con un gran diseño y tienen un precio competitivo. Nuestra gran apuesta por el I+D+i nos permite generar productos que cumplen con las expectativas de los consumidores. Además, vamos a empezar a comercializar el único producto que permite usar la batería del coche eléctrico para recargar el hogar. Un producto sobre el que esperamos ofrecer más información muy pronto.

Uno de los objetivos de Wallbox es democratizar el acceso a los vehículos eléctricos haciendo que la carga de los mismos sea sencilla y fácil

Al poco de aterrizar en EEUU Pulsar Plus, el producto más vendido de la empresa a nivel mundial, se ha convertido en número 1 en ventas en Amazon y es Amazon’s Choice en la categoría de carga de vehículos eléctricos. ¿Lo esperabais? 

Hemos visto cómo el mercado estadounidense ha ofrecido grandes oportunidades para el crecimiento de Wallbox. Lanzamos el Pulsar Plus en febrero y en abril ya éramos Amazon’s Choice. Rápidamente nos dimos cuenta de que en el mercado estadounidense había interés por un cargador inteligente compacto, fácil de instalar y con un diseño avanzado, como este. Esto supuso la diferenciación de nuestro producto respecto de los demás cargadores disponibles en Amazon, que no suelen tener ninguna función inteligente y son difíciles de instalar. Por eso esperamos que EEUU sea una parte importante de nuestras ventas globales.

Además de Quasar y Supernova, ¿con qué otros productos veis más posibilidades de crecimiento?

También tenemos espacio para el crecimiento a través de Electromaps, nuestra app dirigida a los usuarios de vehículos eléctricos para encontrar fácilmente puntos de recarga, y con myWallbox, nuestra aplicación para el hogar. Además, también vemos una oportunidad en el canal de la automoción, aprovechando la experiencia de Kensington Capital Acquisition Corp II y sus conexiones en el sector.

Vuestra línea de negocio está en consonancia con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. ¿Esperáis recibir fondos Next Generation?

Estos fondos van a permitir mejorar la economía y avanzar en lo que necesita España, y los coches eléctricos forman parte de este desarrollo. Hace unas semanas el presidente Sánchez anunció casi 5.000 millones de euros en un plan de inversión en movilidad eléctrica. Esperamos poder aprovechar estos fondos, especialmente para la creación de más puntos de carga, pero aún no sabemos cuándo ni cómo.

Por vuestra experiencia y conocimiento del mercado, ¿qué papel puede jugar Barcelona en el desarrollo de la movilidad eléctrica?

Como ya hemos comentado, Barcelona es ya un actor muy importante en el sector de la automoción en el sur de Europa y también ha apostado claramente por la electromovilidad. La ciudad ofrece incentivos para la compra de vehículos eléctricos y diversas ventajas para sus usuarios. Actualmente cuenta con más de 500 puntos de carga en numerosas estaciones de recarga y aparcamientos en todos los distritos. Además, el Ayuntamiento de Barcelona tiene previsto alcanzar el 80% de la flota municipal eléctrica y 100 autobuses, 800 taxis, 24.000 coches particulares y 24.000 motos eléctricas en 2024. La ciudad tiene aquí una gran oportunidad para convertirse en líder europea en movilidad sostenible y en un actor clave en el desarrollo de la movilidad eléctrica en Europa.

Comparte este artículo