Cataluña Económica

Edit

El futuro de la industria a vista de dron

Esta tecnología ha transformado profundamente los principales sectores de actividad, ya que los drones asumen trabajos complejos y abaratan costes.

“Aeronave no tripulada”. Con este enunciado tan sencillo define la Real Academia de la Lengua algo tan complejo como un dron. El estudio ‘Els drons a Catalunya’ de ACCIÓ amplía un poco esa definición y apunta que un “dron o un UAV (unnamed aerial vehicle) es una aeronave no tripulada de cualquier medida y forma, que se dirige remotamente desde tierra o que funciona con un cierto grado de autonomía” y que, además, integran diferentes tecnologías: robótica, inteligencia artificial, realidad aumentada, conectividad y ciberseguridad.

Probablemente podríamos complicar esta definición aún más, pero lo importante es como esta tecnología ha revolucionado la industria, transformando profundamente los principales sectores de actividad, ya que los drones asumen trabajos complejos y abaratan costes. Y esto hace que el mercado crezca cada vez más. Así, el informe ‘Clarity from above’ de PwC, asegura que el “incipiente mercado relacionado con el uso de drones generará oportunidades de negocio por un valor superior a los 127.000 millones de dólares en todo el mundo, especialmente en infraestructuras, agricultura y transporte”. El estudio de ACCIÓ se centra en las empresas que ofrecen productos o servicios para la fabricación y funcionamiento de los drones empresariales y asegura que tendrán un crecimiento exponencial que llegará a los 30.000 millones de dólares en 2030 y casi a los 50.000 millones en 2050. Según la Unión Europea, alcanzará los 10.000 millones de euros en Europa en 2025.

La agricultura es una de las grandes beneficiadas de los drones, para el control del riego, para el abono o para la fumigación.

Además de las cifras, que solo son una previsión de a donde puede llegar el mercado, se observa como Estados Unidos lidera el mercado de la fabricación y uso de los drones gracias a las iniciativas de la Administración de Aviación Federal y el gobierno, que incrementan los posibles usos de los drones en estos ámbitos y aprobando iniciativas que faciliten el testeo, con el objetivo de eliminar las restricciones de uso comercial en el país. Por otro lado, Asia es la zona geográfica donde se espera que crezca más a medio plazo, aunque en Europa también se espera un fuerte crecimiento, lo que posicionará a la región como tercera en relevancia en el ámbito mundial.

Según previsiones para 2035, la cifra de drones para uso profesional en Europa habrá aumentado hasta las 400.000 unidades y generará en torno a 90.000 puestos de trabajo directos e indirectos. Y en el ámbito recreativo y de ocio, se espera que el volumen de ventas anuales de drones se sitúe alrededor de los 1,5 millones de unidades vendidas.

Bajando esos datos a España, según el estudio ‘Plan Estratégico de Drones en España 2018-2021’, la flota de drones de uso profesional podría superar en 2035 las 51.400 unidades, lo que podría provocar un impacto económico de 1.220 millones de euros. Además, teniendo en cuenta las ratios de creación de puestos de trabajo, se espera que este negocio genere 11.000 puestos de trabajo.

Introducir los drones en el aula puede ayudar en el desarrollo de las competencias básicas del alumnado y reforzar el uso de las TIC en clase.

Con una visión aún más local, el estudio de ACCIÓ apunta que Catalunya tenía, en 2019, 67 empresas dedicadas a los drones, un 81% de ellas pymes con menos de 10 años. El 66% de esas compañías ofrecen a otras empresas servicios basados en el uso del dron, el 10% los fabrican, el 9% dan servicios técnicos y formativos, el 7% trata datos capturados por drones, y otro 7% son integradores. El informe ‘Los drones en Catalunya’ también constata que, desde el punto de vista de la aplicación de este instrumento, el 44% de estas empresas trabajan en el sector audiovisual, seguidas por la inspección (18%), la agricultura (9%), la formación (9%), el análisis geográfico (7%), las emergencias (6%), el ocio (4%) y la seguridad (1,5%).

Tendencias

¿A qué responde este crecimiento de la tecnología? Los drones dan respuesta a algunas macrotendencias de presente y de futuro:

– Un mundo cada día más urbano: el aumento drástico de la población urbana está creando muchas metrópolis que, para ser sostenibles, necesitan una gestión inteligente y eficiente que las transforme en ciudades inteligentes. Los drones permiten resolver emergencias urbanas de manera rápida y eficaz, a la vez que garantiza la seguridad.

– Nuevas maneras de trabajar: las posibilidades que ofrecen los drones cambiarán la manera de trabajar en muchos sectores y transformarán muchas cadenas de valor (lo veremos más adelante con algunos ejemplos concretos).

– Nuevas maneras de comprar: la población mundial sigue creciendo y, con ella, la demanda, lo que planteará retos logísticos sin precedentes, debido en parte a la compra online, que necesitará soluciones rápidas y precisas de entrega de última milla, a lo que los drones pueden dar respuesta.

– Sostenibilidad: se prevé que en 2050 se utilicen globalmente el doble de recursos que los actuales. El bajo consumo de un dron, en comparación con otras herramientas de inspección y seguridad, puede ayudar a controlar este consumo de recursos.

– Revolución tecnológica: el desarrollo del big data y su procesamiento mediante la inteligencia artificial darán otro sentido al uso del dron, que permitirá capturar una gran cantidad de información geográfica de forma precisa y actualizada en tiempo real.

Usos de los drones

Esta respuesta a algunas macrotendencias ya nos apunta algunos de los usos de los drones. Usos que se pueden dividir en actuales y otros que vendrán a medio y largo plazo, ya que el desarrollo de la propia tecnología, junto a las normativas de algunos países o áreas geográficas –por ejemplo, en Europa entró en vigor una nueva ley el 31 de diciembre de 2020 que equipara el uso profesional y recreativo de los drones y los sitúa a todos bajo el mismo reglamento–, aún no permiten explorar todas las oportunidades que nos brinda esta tecnología. A continuación, analizamos algunos de esos usos a través de casos reales:

– Desinfección: En abril de 2020, la Unidad Militar de Emergencias (UME) empezó a trabajar con drones para que la labor de desinfección de grandes áreas en España fuese más sencilla. Las aeronaves, con una capacidad de tener una carga de diez litros, se encargaron de desinfectar cualquier zona que hubiese sido transitada o donde hubiese habido un gran número de positivos en coronavirus.

– Sistema de alerta: Durante la pandemia del coronavirus en España también se usaron los drones por parte, por ejemplo, de la Policía Municipal de Madrid, que durante el mes de marzo de 2020 utilizó drones con altavoces para informar a los transeúntes que debían volver a casa.

Luces inteligentes: Otro uso para mejorar la seguridad, es el control de la iluminación de las calles durante la noche. En este sentido, Línea Directa en Reino Unido ha creado ‘Flightseries service’, un sistema de drones que se pueden pedir desde un teléfono inteligente y sirven para ir alumbrando el camino que vamos realizando. Una interesante idea para aumentar la seguridad de las personas y para tener un sistema de luces que solo se utilizan cuando alguien las necesita.

Seguridad en las playas: El ayuntamiento de Fuengirola (Málaga) incorpora drones desde 2017 para mejorar la seguridad de los bañistas. Los drones hacen labores de auxilio y aerovigilancia y consiguen, desde el aire, una mejor perspectiva sobre qué ocurre, trabajando de forma coordinada con el servicio de salvamento.

Limpieza de costas: Los drones, además de ayudar a que las playas sean más seguras, pueden contribuir a que las mantengamos más limpias. LitterDrone, un proyecto desarrollado por la Universidad de Vigo, suma tecnologías de fotogrametría y varios tipos de datos para complementar el muestreo de basuras marinas realizado habitualmente a pie, con el objetivo de mejorar la detección de residuos en las playas españolas.

Búsqueda y rescate de personas o animales: Después de un desastre natural, por ejemplo una inundación o terremoto, los drones son utilizados para la búsqueda y rescate de personas, ya que pueden sobrevolar largas distancias a gran velocidad, permiten llegar a áreas de difícil acceso y brindar ayuda. Uno de los que últimamente han salido más en las noticias han sido los de la compañía gallega Aerocamaras, que se ofreció para salvar un grupo de podencos atrapados en medio de las coladas de lava del volcán Cumbre Vieja de La Palma. La empresa catalana Catuav, también presenta un dron llamado ‘Oryx’ con tecnología avanzada para los cuerpos de seguridad y emergencias que dispone de más de 24 horas de autonomía y capacidad para transportar hasta 7,5 kilos de carga útil, lo que puede “cubrir áreas más extensas, volar a más altura y tiene una autonomía más grande que los drones que utilizan actualmente los cuerpos de emergencias”, explican desde la compañía.

Apoyo en incendios: Los drones son capaces de detectar focos y proporcionar líneas de visibilidad sin poner en peligro a los equipos de bomberos. El 112 ya los ha usado en diferentes ocasiones y hay diferentes instituciones investigando en esta línea, como el proyecto de Telefónica, junto a las empresas Divisek y Dronitec y la Universidad Carlos III de Madrid, que desarrollan un piloto de innovación sostenible para la detección temprana y la prevención de incendios forestales. O el presentado por Cellnex, Sitep, Grupo MásMóvil y Mobile World Capital Barcelona, proyecto que aplica la tecnología 5G a drones equipados con sensores que permiten capturar, procesar y transmitir vídeo en alta resolución con imágenes aéreas georreferenciadas.

Reforestación: También hay varios proyectos que están estudiando el uso de drones para la reforestación de bosques. Es el ejemplo de ‘CO2 Revolution’, empresa navarra que desarrolló un proyecto pionero reforestando durante tres días con un dron 1.200 hectáreas del Parque Natural del Alto Tajo, en Guadalajara, que resultaron calcinadas en un grave incendio forestal ocurrido en 2012. También la startup madrileña Sylvestris ha realizado testeos en este sentido, consiguiendo cubrir 40 hectáreas en un solo día, además de reducir costes y riesgos. Además de para la reforestación, los drones también pueden servir para estudiar la regeneración de la vegetación después de un incendio, y esto es lo que está realizando el Centre de Ciència i Tecnologia Forestal de Catalunya (InForest), cuya recolección de imágenes a través de los drones le ha permitido identificar especies concretas y realizar mapas de vegetación con muchos más detalles de lo que había sido posible hasta ahora.

Agricultura: La agricultura es una de las grandes beneficiadas de los drones, ya que la tecnología permite un control exhaustivo desde cualquier parte e informes al teléfono móvil cada cierto tiempo. Un ejemplo interesante de esta tecnología lo ofrece la empresa catalana Hemav, que trabaja con sensores en drones equipados con cámaras que obtienen datos e imágenes y crean mapas del estado de las plantas, así como recomendaciones en caso de necesitar poda, riego o abono. Otro uso de los drones en la agricultura puede ser para la fumigación, tal como ofrece la también empresa catalana EbreDrone, proponiendo un sistema que actúa de manera eficiente sobre los cultivos “a tal nivel que se puede medir cuantas gotas caen sobre cada hoja de la planta”.

Abastecimiento: Medicamentos, alimentos, correo y otros materiales de primera necesidad se acercan a territorios de difícil acceso a través de drones. Es el caso, por ejemplo, de Moose Cree, una pequeña isla aislada de Canadá, en la que hace algunos años que se abastece gracias a esta tecnología.

Mensajería: Hay muchas empresas que llevan tiempo experimentando con la entrega de paquetería en drones, como son Amazon, UPS, Domino’s Pizza, Mercedes-Benz o, incluso, Correos en España. Además de la rapidez y la eficacia, una de las ventajas de esta tecnología es la reducción de las emisiones de carbono por la reducción del uso de automóviles o motocicletas.

Logística: Más allá de la última milla, los drones pueden ayudar en la optimización del suministro logístico dentro de las propias empresas. Y esto es lo que está testeando Seat junto al centro tecnológico Eurecat.  “Nuestro objetivo con este proyecto de innovación es explorar las ventajas de la movilidad autónoma vertical para desaturar el suelo y trasladar piezas ligeras de una manera más rápida, limpia y eficiente”, explican en la web de Seat, quien añade que, “así, en un futuro, los drones podrían trasladar de manera autónoma componentes directamente a la línea”. Pero aún van más allá y aseguran que el futuro de la logística pasa por integrar el transporte de piezas dentro y fuera del taller, fusionando este proyecto indoors con el plan de vuelos de drones outdoors ya existente. “Podríamos conectar los proveedores cercanos con la fábrica, alargando su línea de suministro directamente a la de producción y sin tener que depender de opciones de almacenaje para algunos componentes del coche eléctrico en el futuro”, remarcan desde la empresa.

Realizar planos: Existen drones especializados que ya están siendo utilizados para realizar mediciones topográficas en zonas donde puede llegar a ser inaccesible a través de los métodos tradicionales. Los drones permiten capturar imágenes y medidas de extensiones territoriales con alta precisión, las cuales mediante software pueden ser traducidas en mapas cartográficos. Un ejemplo de empresa que realiza este tipo de trabajos es la catalana Droneit.

Inspección de obras o estructuras: Los drones han permitido una evolución considerable en el sector de la construcción y la inspección de activos, ya que permiten el seguimiento de obras, el estudio de todo tipo de terrenos y la inspección técnica. En este tipo de inspección se ha especializado la empresa vasca Alerion, ofreciendo, entre otros, inspecciones a aerogeneradores y a refinerías.

Educación: Introducir los drones en el aula puede ayudar en el desarrollo de las competencias básicas del alumnado y reforzar el uso de las TIC en clase. Su versatilidad hace posible utilizarlos en todos los niveles educativos y aplicarse a diferentes materias curriculares. Así lo ha visto, por ejemplo, Bonadrone, una startup con sede en Catalunya que crea drones impresos en 3D con el objetivo de que los niños y jóvenes puedan aprender los conceptos STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

Ocio: Los usos que podemos encontrar de los drones en el mundo del ocio son infinitos. Algunas empresas han sabido encontrar áreas de negocio muy interesante en este ámbito, como por ejemplo la empresa FlyFut, que se ha especializado en la grabación de partidos y torneos de fútbol no profesionales, o DronesyBodas.com, empresa con pilotos de drones especializados en todo tipo de ceremonias que ofrecen grabar un día tan especial con una perspectiva diferente.

Como comentábamos antes, estos son solo algunos ejemplos de lo que la tecnología del dron permite. Se aventuran muchos más usos como los aerotaxis, el transporte de mercancías en largo recorrido, su uso como satélites, la vigilancia y control de fronteras, etc. ¿Hasta dónde será capaz de llegar? Tendremos que esperar aún algunos años para responder del todo a esta pregunta.

Comparte este artículo